Roberto

Soy Roberto, tengo once años y vivo en la calle. No conozco a mi familia y por eso no vivo en una casa. No tengo  oportunidades de un bienestar en mi futuro porque no tengo educación. Quiero ir a la escuela pero no tengo dinero para nada. Tengo que robar comida y ropa. A veces también mendigo pero no es rentable. Sueño con una vida mejor con una familia y una casa. Quiero educación y dinero para hacer deporte con mis amigos.

Valentino

Mi nombre es Valentino. Tengo 16 años y vivo en la calle desde los cinco años. Vivo aquí con mis dos hermanos, mi hermana murió hace dos años a causa de una enfermedad. Mis hermanos se hacen cargo de mí y tengo que ganar dinero para comprar algo para comer. Cada día es una lucha de sobrevivir. Me exige demasiado pero no me queda ninunga opción.

Carlos

Todo el día tengo hambre y me distraigo con aspirar drogas y jugar con mis amigos, por ejemplo jugamos al fútbol. Como no tengo dinero, a menudo me voy a mendigar en la calle. No sueño con cosas con que otros niños sueñan. Solo quiero ser feliz con una familia en una vivienda. Me gustaría celebrar fiestas junto con mis parientes y unos amigos. Tal vez quiero tener un trabajo más tarde. Si mis sueños se hacen realidad, estoy contento.

Carlos

Carlos Miguel

¡Hola chicos! Me llamo Carlos Miguel Pablo Gustavo Emilio dos Santos. Tengo 11 años y soy de El Salvador. Vivo en las favelas de la ciudad pero no tengo una habitación entonces duermo en cajas de zapatos. Mis padres tenían una pequeña habitación pero mi papá me maltrató todos los días cuando llegó borracho a casa. Así que me escapé. La vida en las calles es muy dura pero es mejor que con mis padres. No sé si ellos están bien. Gano dinero con la prostitución. Ese trabajo no me gusta pero no tengo otra posibilidad porque no tengo ninguna educación ni una F.P. Un gran problema es que tengo siempre hambre. No gano suficiente dinero para comprar comida. Por eso tengo que robar a los turistas. Algún día quiero ser político tal vez presidente en América Latina. Saludos Carlos Miguel Pablo Gustavo Emilio dos Santos

José

Casi cada día es como el día anterior y como el día que viene. Tengo que levantarme muy temprano, porque cuando la vida cotidiana empieza es peligroso dormir en la calle. A veces encuentro a otros niños para mendigar y buscar algo para comer, o me quedo solo. Muchas veces no encuentro nada para comer y tengo que tomar drogas para olvidar el hambre.
Cuando es demasiado grave, tengo que robar a otras personas. Yo sé que eso es falso, pero no tengo otra oportunidad. Por la noche tengo que buscar un lugar donde puedo dormir.
La vida en la calle no es fácil. Eso significa que se debe tener cuidado todo el tiempo, pero en todas partes aparecen peligros.
Mi mayor sueño es vivir con una familia en una casa y sentirme seguro y contento. José, aproximadamente 13 años

Juan

Mi nombre es Juan y mi vida no es normal.
Cada mañana me llevo y pienso „¿Por qué estoy en esta situación?“ Los días son muy penosos, las noches son insomnes. Algunos días no tengo comida, a veces no tengo nada de comer durante semanas. Conozco a algunas personas que me dan cometidos, por ejemplo matar a alguien. Y por recompensa recibo dinero para comprar comida o ropa. No me gusta jugar con los otros niños. Soy solitario.

Mi sueño es poder ir al instituto y encontrar trabajo.